shopify stats

Noruega quiere barcos eléctricos autónomos para transporte de mercancías

Los camiones son una pieza fundamental del transporte de mercancías, y en la mayoría de los casos son alimentados con diésel. Por ello, son una de las primeras fuentes de emisiones. Por ello, el gobierno noruego está experimentando con una forma de eliminar camiones de sus angostas carreteras: barcos eléctricos autónomos.

El Foro noruego para barcos autónomos (Norwegian Forum For Autonomous Ships) es una asociación entre la Autoridad Marítima Noruega y la Administración de Costas de Noruega, establecida en septiembre de 2016. Su misión es “facilitar la prueba de buques totalmente o parcialmente sin tripulación e intercambiar experiencias y datos para facilitar el desarrollo y uso de dichos vehículos“. El NFAS ha establecido el fiordo de Trondheim en Noruega como zona de pruebas para buques autónomos. También ha establecido otra zona de pruebas en Groenlandia.

NFAS sugiere que estos buques autónomos podrían reducir el coste de transporte de mercancías, pero no está hablando de los grandes cargueros. Al contrario, buscan una nueva generación de barcos más pequeños que puedan navegar en aguas poco profundas y utilizar las instalaciones portuarias, sin necesidad de las grandes grúas que suelen cargar y descargar mercancías en los muelles actuales.

barcos electricos autonomos

Imagen por Kongsberg Maritime

Estos nuevos barcos eléctricos tendrían la ventaja de no necesitar tripulación. No hará faltan pasillos, habitaciones, puente de mando… y podrán ser más pequeños y más ligeros. De este modo, los motores podrán ser también más pequeños y tener una mayor autonomía.

Noruega, un país de agua

El agua es una parte muy importante de Noruega. No sólo porque produzca casi el 100% de la electricidad que consume el país, sin no que además el agua marca su geografía: sus fiordos, lagos, ríos e incluso glaciares. Por ese motivo y por la importancia del transporte marítimo en inverno, cuando las carreteras de montaña pueden estar cortadas, los buques autónomos se consideran ideales para la extensa red de navegación costera de Noruega. Probablemente usarán baterías o pilas de combustible para alimentar sus hélices. Las baterías podrían ser recargadas o el hidrógeno, para la pila de combustible, reabastecido mientras que los barcos eléctricos están en el puerto, conjuntamente con el proceso de la carga y de la descarga.

La tecnología para guiar a los buques de forma autónoma ya está en desarrollo, pues es similar a la que utilizarían los coches autónomos: cámaras, radar de corto alcance y tal vez lídar para proporcionar los datos necesarios para dirigir el buque con seguridad. Los buques autoguiados estarían siempre bajo el control del personal en tierra. Una vez que el uso para el trasporte costero se haya demostrado factible, los viajes oceánicos más largos se podrán añadir al protocolo de prueba. En algunos escenarios, un convoy de pequeños buques podría cruzar el océano abierto juntos, y al llegar a la costa separarse para ir al puerto de destino por su cuenta.

Vía │ Gas2

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía. Cada día más apasionado por la movilidad sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies