shopify stats

Ventajas e inconvenientes de las instalaciones urbanas de suelo radiante

¿Por qué es una buena para las ciudades?

Las aplicaciones urbanas del suelo radiante tienen como principal objetivo aportar calor, y más concretamente, para evitar la acumulación de nieve o hielo en calles, algunas carreteras y por supuesto en estadios deportivos. Por regla general, este tipo de instalaciones se ejecutan en latitudes que sufren inviernos muy rigurosos, principalmente en los países nórdicos europeos y en el extremo sur de América, en zonas de Argentina. Aún así, ya encontramos este tipo de aplicaciones en España, más concretamente en el municipio de Salardú, en Baqueira Beret.

Siempre que se instala algún tipo de calefacción en el exterior tiene una vertiente económica, y en la gran mayoría de los casos tiene su rentabilidad asegurada. Como es el caso de Finlandia que realizan estas instalaciones en las calles comerciales, para ayudar a los clientes a que recorran dichas calles y puedan realizas sus compras si riesgo a caídas por el hielo, y en estos casos son los comercios los que soportan en gasto que supone dicha calefacción. Que todo hay que decirlo, no caldea el ambiente, sino que solamente es suficiente para derretir la nieve y el hielo. En otros casos, su instalación ha sido motivada por la existencia de fuentes de aguas termales, por lo que el mantenimiento es mucho menos costoso, como son los ejemplos de Islandia y algunos casos de Argentina.

Y teniendo en cuenta el aspecto económico, tenemos los estadios de futbol calefactados. Habiéndose demostrado que son rentables, ya que aseguran la afluencia de publico a los estadios, y que la competición no se detenga. Del mismo modo asegura también grandes cuotas de pantalla para las televisiones, las apuestas deportivas y otros negocios que van asociados, como la restauración, el merchandaising, etc.

Beneficios e inconvenientes del suelo radiante en la ciudades

La principal finalidad, y el motivo principal por el que se instala el suelo radiante en el exterior es la comodidad para los usuarios, tanto de las calles, como aparcamientos. Asegurar que no exista hielo o nieve que pueda provocar accidentes y lesiones es otro motivo importante que ha motivado en algunas localidades la instalación del suelo radiante en las calles. A continuación, vamos a ver los principales beneficios e los posibles inconvenientes de contar con este tipo de instalación a nivel urbano.

Beneficios

  1. Elevado Rendimiento: el suelo radiante en general es un sistema de calefacción muy eficiente. Gracias a que los circuitos que transportan el agua son muy delgados, el caudal a mover es mínimo, y por ello la cantidad de energía necesaria para calentarlo también lo es. Lo que hace que las temperaturas a las que se impulsa el agua sean bajas (entre 30° y 45°).
  2. Bajo consumo: como hemos comentado anteriormente, los sistemas de suelo radiante funcionan con un circuito de agua a baja temperatura (30-45º). Al tratarse de un sistema de baja temperatura, se consiguen grandes ahorros combinándolo con sistemas de generación de calor eficientes como la aerotermia, la geotermia, calderas de baja temperatura o condensación, y energía solar térmica. Aunque en muchos casos para las aplicaciones urbanas se aprovechan fuentes termales, como es el caso de Finlandia, por lo que no hay coste en su funcionamiento. varias ciudades disponen de suelo radiante en algunas calles. En este país nórdico son varias las ciudades que tienen escondido bajo su asfalto suelo radiante. Entre ellas su capital Helsinki o Joensuu, lo tienen instalado bajo sus calles más comerciales.
  3. Uso de energías renovables: al tratarse de un sistema de calefacción que emplea la temperatura de impulsión de agua más baja, generalmente utiliza para su funcionamiento fuentes de energía renovables, como son la aerotermia o la geotermia a través de la bomba de calor o la energía solar térmica, a través de sistemas híbridos. Esto lo convierte en uno de los sistemas de calefacción más respetuosos con el medio ambiente.
  4. Libertad arquitectónica: como toda la instalación de la calefacción radiante está bajo el suelo, el sistema permite total libertad arquitectónica de diseño y decoración, dejando el espacio estético libre para ser aprovechado en su totalidad. El aislamiento termo-acústico entre pisos del mismo edificio es otro de los beneficios que aporta la calefacción por suelo radiante, una vez que incorpora material aislante en su instalación.

Inconvenientes

  1. Precio del suelo radiante: la instalación de un sistema de suelo radiante suele requerir una inversión económica superior a la que requieren otros sistemas. Aunque el objetivo principal es siempre es el de amortizar dicha inversión en un plazo razonable. Aún asi, cuando hablamos de instalaciones en el exterior, ese coste aumenta, debido en parte a la envergadura del proyecto, y cuando esta funcionando el coste del combustible para mantenerlo, también debe considerarse.
  2. Sistema de alta inercia: no hay que olvidar que son sistemas que presentan una elevada inercia térmica. Ya que se trata de calentar o enfriar la masa de hormigón o asfalto que se encuentra encima, por lo que es un equipo que debe instalarse y utilizarse en aquellos lugares en que se va a necesitar durante toda la temporada, no para unos pocos días.
  3. La instalación requiere de gran conocimiento técnico: este tipo de aplicaciones urbanas conllevan una cierta complejidad técnica, tanto en su instalación como en su mantenimiento. Por tanto, la instalación y mantenimiento del suelo radiante deben ser realizados por personal muy cualificado. Y cuando estamos ante una aplicación de refrescamiento la instalación requiere de más atención, si cabe, ya que el factor humedad debe estar perfectamente controlado. Sobre todo, para evitar problemas de condensación. El llamado efecto rocío que en ocasiones se produce dentro de las viviendas con este sistema de refrigeración.
  4. Grandes obras para su instalación: una instalación de la calefacción por suelo radiante requiere obras de cierta envergadura, por lo que el sistema suele ser recomendado para edificios nuevos o para rehabilitaciones integrales. No obstante, algunos sistemas de climatización por suelo radiante ofrecen soluciones específicas para las reformas, que facilitan y disminuyen el tiempo y los costes de su instalación.

 

Sobre el autor

Editor invitado

Bajo este usuario escriben personas que han sido invitadas a participar en la página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia y ofrecer publicidad relevante. Por favor, acepta su utilización. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar