Web Analytics Made Easy -
StatCounter

Aerotermia y suelo radiante, climatización para todo el año

Con el paso de la pandemia de la COVID nos hemos dado cuenta de lo importante que es disponer de un hogar confortable. Este aspecto ha sido siempre relevante en las viviendas, sin embargo, en España disfrutamos mucho del exterior y no dábamos tanta importancia a la comodidad del hogar. Pero ¿Cómo conseguimos casas realmente confortables durante todo el año?

Disponer de un buen sistema de calefacción y climatización es uno de los aspectos que más ayudan. Aunque no debemos olvidarnos que tener de un excelente aislamiento, tanto en las paredes como en puertas y ventanas, también es fundamental. Sin embargo, el tema que nos interesa en este artículo son los sistemas de aerotermia combinados con el suelo radiante.

¿Por qué combinan tan bien la aerotermia y el suelo radiante?

El suelo radiante y las bombas de calor de aerotermia son sistemas muy eficientes por separado. Al juntarse en una misma instalación trabajan en condiciones ideales para ofrecernos tanto calefacción como climatización, consiguiendo un hogar muy confortable.

El suelo radiante

Por un lado, tenemos el suelo radiante, que está considerado por los expertos como el mejor sistema para difusión del calor. La clave de esta consideración es porque difunde el calor desde todo el suelo, de modo uniforme y homogéneo por toda la vivienda. De esta forma no se crean bolsas de mayor temperatura que otras en el aire, ya que todo se calienta por igual.

Por lo general, la instalación del suelo radiante se realiza embebido o sumergido en una estrecha capa de hormigón. Este actuará como una batería o acumulador del calor, desde el cual se irá difundiendo a las estancias de la casa poco a poco, gradualmente, pero sin interrupción. Por eso, una vez que está correctamente regulado, no notamos aumentos ni descensos bruscos de temperatura.

Además, el suelo radiante tiene la ventaja de poder utilizarse tanto en invierno como en verano. Ya que por su interior circula el agua que hemos a la temperatura deseada, según la estación. Sin embargo, el instalador que lleve a cabo la instalación debe tener en cuenta don aspectos. El primero es que, para un correcto funcionamiento del suelo radiante en modo refrescante, los tubos deben ser de un diámetro inferior al que normalmente se usa para calefacción.

El otro aspecto es la eliminación de la humedad ambiente. Durante el verano, al poner en marcha la climatización hacemos descender la temperatura del suelo. Si hay una humedad elevada en el aire de la vivienda, al contactar con el suelo que está relativamente frío puede llegar a condensar. Es lo que se llama temperatura del punto de rocío.

La solución es disponer de uno o varios deshumidificadores que bajen la cantidad de humedad del aire a niveles más bajos para que no condensen con la temperatura del suelo. Pero que a la vez no se reseque en exceso el ambiente, lo que sería perjudicial para nosotros.

La bomba de calor de aerotermia

Por su lado, la bomba de calor es un equipo con una gran eficiencia y adaptable a diferentes ambientes y situaciones de la vivienda o edificio donde se quiera instalar. Así, podemos instalar una bomba de calor geotérmica, hidrónica o de aerotermia. Aunque por lo general es más solicitada la versión aerotérmica por dos motivos.

En principio, la aerotérmica es más económica que los otros dos modelos y además no necesita de la realización de un pozo o disponer de un terreno donde soterrar las tuberías de disipación. Estas tareas hacen que la instalación de las bombas de calor de geotermia y de hidrotermia se encarezca.

Otro motivo para la instalación mayoritaria de las bombas de calor de aerotermia es la disposición de un terreno suficientemente grande para los pozos o para enterrar las tuberías. En España, la mayoría de las viviendas están en edificios donde como máximo se dispone de un balcón o una terraza, además de la azotea del propio edificio. En estas condiciones, es relativamente fácil colocar un equipo de aerotermia y conectarlo al suelo radiante de la vivienda.

La aerotermia nos aporta dos grandes ventajas, puesto que es un sistema muy eficiente y reversible. Pero, ¿Qué significa que es reversible? La bomba de calor puede invertir el ciclo de trabajo, de modo que aparte de aportar calor a nuestra vivienda, también puede robar el calor que hay dentro para expulsarlo fuera. Es decir, puede trabajar en los dos sentidos y tanto calentar el agua del circuito del suelo radiante, como enfriarlo.

Esta capacidad la hace mucho más versátil que las tradicionales calderas que funcionan con combustibles fósiles. Por ello es capaz de trabajar durante todo el año, mientras que una caldera de gas solo nos aporta valor durante el invierno.

Por otra parte, su rendimiento es muy superior a las calderas tradicionales y nos proporciona un ahorro en el consumo del combustible correspondiente. Esto es debido a que gran parte de la energía la absorbe del ambiente, es decir, alrededor del 75% lo captura del aire que nos rodea. Así, por cada 1 kW de electricidad que consume en su funcionamiento, es capaz de proporcionarnos hasta 4 kW de energía calorífica o frigorífica en forma de agua atemperada.

Ahorro que proporciona la aerotermia comparada con Ahorro
Caldera de gas natural de condensación 41 %
Caldera de gas de bajo NOx 48 %
Caldera de propano de condensación 55 %
Caldera de pellet 57 %
Caldera de gasóleo 61 %
Caldera Eléctrica 77 %

La fotovoltaica como soporte a la calefacción por suelo radiante

Ya sabemos que tenemos una instalación muy eficiente si disponemos en nuestra vivienda de una bomba de calor por aerotermia y un suelo radiante, sin embargo, esto aún podemos hacerlo más eficiente si cabe. Con la instalación de paneles fotovoltaicos que nos aporten la electricidad que el equipo para calefacción necesita, tenemos un sistema totalmente independiente y ecológico.

De manera que para disponer de calefacción o climatización en nuestra casa no necesitamos de quemar ningún combustible fósil. Así ayudamos a parar el efecto invernadero y el constante aumento de las temperaturas. Al mismo tiempo estamos ahorrando en la factura de la luz, ya que gran parte de la electricidad la generamos en nuestra propia casa.

Hogarsense.es

Sobre el autor

Editor invitado

Bajo este usuario escriben personas que han sido invitadas a participar en la página.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>