Web Analytics Made Easy -
StatCounter

5 sistemas de calefacción eficientes energéticamente

¿Sabías que el 47% del consumo total de un vivienda va dirigido a la calefacción?

Con las políticas actuales enfocadas en un mundo más sostenible. Están teniendo cabida otros sistemas de calefacción en contra de los tradicionales. Estos sistemas no sólo son más eficientes energéticamente, sino que mejoran el confort, la sostenibilidad y, como no el consumo, en nuestros hogares.

  1. Calefacción por infrarrojos

Un sistema de calefacción que es muy particular. Funciona imitando la radiación solar emitiendo ondas de calor infrarrojo. Se trata de un sistema que no calienta el aire de forma directa, sino a las personas o seres humanos que se encuentren en las habitaciones. También las paredes u otros elementos presentes. En referencia a la eficiencia, es uno de los tipos de calefacción más ecológicos que existe. Sin emisiones de CO2 y fabricado con un 95% de materiales reciclables. Además de tener una vida útil mayor que cualquier otro tipo de sistema de calefacción.

  1. Suelo radiante

El sistema de calefacción por suelo radiante destaca por tener una tecnología innovadora versátil de la que se puede obtener un buen rendimiento con un nulo impacto visual. ¿Pero que le da esa versatilidad? La instalación es posible en techos, suelos y paredes. Además, se pueden instalar de manera sencilla, tanto en obras de nueva construcción como en reformas. Y es aplicable para cualquier tipo de inmueble. Tiene un buen rendimiento, porque no trabaja a temperaturas muy elevadas como en los sistemas tradicionales. Esto permite que su rendimiento sea mejor en cualquier tipo de sistema de generación de calor. ¿Qué permite esto? Un mayor ahorro económico en la factura y disminuyendo las emisiones de CO2 por un mismo nivel de confort, si lo comparamos con otros sistemas.

El suelo radiante es uno de los mejores sistemas para combinarlos con instalaciones térmicas que aprovechan las energías renovables, como la energía solar o la geotermia de baja temperatura. Sin olvidar el aspecto estético, mejorando el espacio y la visibilidad en las estancias para decorar y ocupar espacios. Una gran combinación de beneficios que nos llevará a tener una menor necesidad de energía y mejorar la certificación energética de nuestros hogares.

  1. Bomba de calor

En España el 34% de los hogares cuentan con una bomba de calor. Repartidos, sobre todo, por la zona mediterránea y continental de España. ¿Sabías que se trata de uno de los dispositivos más versátiles y eficientes del mercado? Se pueden combinar con sistemas tradicionales o de energía renovable (como energías solar térmica, geotérmica o aerotérmica). Además, se puede utilizar no tanto para calefacción, como para aire acondicionado en la época estival. Una gran ventaja de las bombas de calor es su eficiencia energética. Por cada kW consumido, se transfiere de 2kW a 4kW de calor. Lo que permite hasta un 70% de ahorro, en comparación con otros sistemas que suministran electricidad, gas o gasóleo.

¿Con qué beneficios cuenta este sistema?

  1. Confort: genera un ambiente más saludable y mantiene una temperatura ideal.
  2. Fiabilidad: al capturar energía de fuentes naturales multiplica la potencia eléctrica.
  3. Sostenibilidad: utiliza energía procedente de fuentes renovable, reduciendo las emisiones directas de CO2
  4. Reducir factura eléctrica: gracias a su eficiencia energética.
  5. Fácil mantenimiento y muy funcional: puede proporcionar calefacción, agua caliente y refrigeración con un solo dispositivo y durante todo el año.
  1. Calefacción por biomasa

En 2018 en España, el número de instalaciones de calefacción por biomasa aumentó un 26% con respecto al año anterior. En número serían unas 46.000 nuevas instalaciones. Para un total de 244.000. ¿Sabías que es un sistema de calefacción muy ecológico? Las calefacciones por biomasa pueden ser tanto de uso colectivo, como individual aportando ambas una gran eficiencia energética. Además, de un ahorro de hasta un 75% con respecto a los sistemas de calefacción eficiente de tipo tradicional. Cuando hablamos de este tipo de calefacción, las más populares suelen ser las calderas o estufas de pellets.

Pero no solo se trata de una fuente de energía renovable, la calefacción por biomasa, si no que además no contamina. Ya que su combustión no emite gases tóxicos. Un aspecto, que contribuye a limpiar los bosques al tratarse de residuos provenientes de la naturaleza. Ayudando así a evitar incendios, erosión y degradación del suelo. Sin olvidar que es una energía bastante económica. Su coste es hasta 4 veces menor que el de los combustibles fósiles. Permitiendo un ahorro considerable en la factura final.

  1. Calderas por condensación

Es un tipo caldera de gas estanca pero avanzado. Que para ofrecer la calefacción en el hogar aprovechan el calor generado al enfriar el vapor de agua que contiene los humos de condensación. Y todo esto en medido de su procedimiento, antes de que los mismos se vayan por la chimenea a la parte exterior de la vivienda o estancia que se quiere climatizar. La diferencia de una caldera de condensación con las calderas tradicionales, es que en las tradicionales, estos humos se van directamente por la chimenea sin antes utilizar el poder calorífico que tienen.

Las calderas de condensación han demostrado ser los sistemas de calefacción más eficientes para generar calefacción y agua caliente. Si lo comparamos con otros dispositivos que utilizan gas como combustible. Tanto es así, que desde el año 2015 solamente pueden fabricarse este tipo de calderas.

Beneficios

  • Aprovecha de una forma más eficiente el calor.
  • Mejora el rendimiento que las calderas tradicionales y también que otros sistemas de calefacción.
  • Aprovechan de una mejor forma el combustible en este caso el gas y por eso al estar en cercanía con las personas se disminuye la absorción de gases contaminantes.
  • La inversión que realizamos al momento de la compra de dicho sistema se puede recuperar en corto tiempo y sin embargo seguiremos contando con un sistema que tiene una vida útil de hasta 10 años.
  • Al ser una caldera que utiliza gas como combustible, el suministro no es difícil y puede ser realizado por cualquier compañía cercana a nuestro hogar.

Sobre el autor

Editor invitado

Bajo este usuario escriben personas que han sido invitadas a participar en la página.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>