shopify stats

21 de Octubre: Día Mundial del ahorro de energía

Ahorro de energía: ¿por qué es importante?

El consumo de energía implica el uso de recursos naturales. Recursos derivados sobre todo, de combustibles fósiles, como el carbón o el petróleo, que son limitados en nuestro planeta y, que además, su extracción supone un elevado costo no sólo económico, sino también, ambiental. A lo que tenemos que añadir el propio consumo energético que se lleva a cabo en la vida cotidiana.

Con la idea de que nuestra sociedad tome conciencia sobre este hecho e incentivar un cambio de hábitos de consumo que permitan una mayor eficiencia en el uso de energía para el cuidado del medio ambiente, cada 21 de Octubre se celebra el día Mundial del Ahorro de Energía. Es importante hacer un uso racional de la energía y concienciar a la población, no sólo de los beneficios que nos aporta, sino también de sus límites.

El cuidado de nuestro planeta se está convirtiendo en todo un desafío, donde el principal objetivo es reducir los gases contaminantes. Según el WEF (Foro Económico Mundial), “el esfuerzo que se está llevando a cabo por lograr una forma de producir energía sostenible y segura, vale la pena”. Un esfuerzo, que ha llevado a un compromiso en materia de cambio climático que la unión Europa alcanzó en 2011. En el que el objetivo principal es la reducción de las emisiones de gases de efectos invernadero entre un 80% y 95% entre 2050 – 2100.  Un proceso de descarbonización energética que ha llevado a las energías renovables a ocupar un lugar protagonista de la energía mundial. Una transición que debe ser sólida y flexible, donde es necesario contar con todas las tecnologías y energías disponibles. Ya que se puede poner en riesgo la eficiencia económica y la seguridad de los suministros a nivel mundial.

Y es que el 2020 va a suponer para España y toda Europa un cambio en relación a la eficiencia energética. Es el comienzo para alcanzar consumo energético casi nulo. Una nueva situación que afecta, en mayor medida, a los edificios con la nueva directiva de eficiencia energética establecida por la Unión Europa (EPBD). Una normativa con la que se espera un ahorro de energía de entre el 60% y el 80% en los nuevos edificios. Y donde el sector de la calefacción juega un papel importante para poder alcanzar dichos objetivos climáticos y de descarbonización establecidos a nivel europeo a partir del 2050. Una batalla que comenzó en 1997 con el tratado de Kyoto, que supuso un punto de inflexión, tras la crisis del petróleo vivida entre 1973-1979, donde las energías renovables surgieron como una alternativa más seria de consumo responsable con el medio ambiente. Una convención en el Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que llevó a un acuerdo internacional con el firme objetivo de reducir las emisiones de gases mundial.

Consumo energético Mundial y en España

Si nos centramos en los datos aportados por la BP Stasticial Review of World Energy 2017 el consumo energético a nivel mundial creció un 1%. En donde combustibles como el petróleo y el carbón siguen dominando el sector de la energía. Con un total del 61% del total de la energía utilizada en el planeta. La buena noticia es que las energías renovables crecieron un 12%. Un señal en la que apreciamos un cambio de tendencia de las llamadas nuevas políticas de cambio climático.

En el caso de España, la situación es un poco diferente en relación al resto del planeta. El petróleo es la un 13% más, la principal fuente de energía en el país. Seguido del gas, la energía nuclear y el carbón. Aún así el crecimiento se ha disminuido, a favor de la energía hidráulica, que ha tenido un +27,3% de crecimiento. Un cambio de tendencia que no se ha apreciado en el sector de las energías renovables.

Un gasto de energía en el territorio español del cual el 40% del consumo energético total se genera en el sector residencial. Por ello, sólo a través de un uso de sistemas más eficientes, acompañados de energías renovables, como la biomasa, aerotermia, energía solar o los sistemas híbridos, podrá llevarse a cabo una reducción del consumo energético mejorando los niveles de confort; pero, sobre todo, ayudando a reducir las emisiones de gas al medio ambiente. La progresiva implementación de medidas, como las anteriormente mencionada sumado a una mayor concienciación en nuestros hogares, nos llevará a un consumo más moderado y responsable. Un hecho que se puede llevar a cabo con recomendaciones de uso que nos permitirán tener beneficios muy positivos para el presente y futuro de nuestro planeta.

8 Recomendaciones para ahorrar en energía
  1.  Intenta utilizar transporte público o ir a pie en la media de lo posible.
  2. No enciendas los aparatos eléctricos si no los necesitas en ese momento.
  3. Evita los “consumos fantasma”, para ello es recomendable instalar regletas con interruptores que nos permitan desconectar de la red los electrodomésticos. Especialmente la tele, el ordenador, equipos de música, etc. continuarán consumiendo energía.
  4. Usa bombillas de bajo consumo, aunque son más caras duran mucho más y consumen mucha menos energía.
  5. Apaga las luces que no necesites y aprovecha mejor la luz natural, la iluminación representa 20% del consumo de energía en el hogar.
  6. Elije siempre electrodomésticos de bajo consumo y adecuados a tus necesidades.
  7. Si enciendes el aire acondicionado, cierra las ventanas para que no se desperdicie el clima generado.
  8. Cierra la llave del gas por la noche y cuando salgas de vacaciones.
Beneficios de ahorrar en energía
Mejora de la economía Reducción de los gastos de energía en los hogares y empresas.
Menor dependencia energética Disminuye la dependencia energética de exterior, que en algunos países supera al 80%.
Menos problemas de salud Reduce el daño ambiental y la contaminación que afecta a la salud de todos.
Mejora el abastecimiento Aumenta la seguridad del abastecimiento de energía.
Sostenibilidad Disminuye el consumo de recursos naturales.
Medio ambiente Reduce el deterioro al medio ambiente asociado a la explotación de recursos.
Menos emisiones de CO2 Reduce el impacto de los gases de Efecto Invernadero.

Sobre el autor

Editor invitado

Bajo este usuario escriben personas que han sido invitadas a participar en la página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia y ofrecer publicidad relevante. Por favor, acepta su utilización. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar