Web Analytics Made Easy -
StatCounter

Reciclaje de paneles fotovoltaicos

¿De qué están compuestos normalmente las placas solares?

Los paneles fotovoltaicos tienen como componentes principales el vidrio en su cubierta, la caja contenedora, las células fotovoltaicas, la caja de conexiones, los diodos de protección y los cables eléctricos.

La cubierta esta fabricada de vidrio templado y con un tratamiento antireflectante. La caja contenedora o marco esta fabricada normalmente de aluminio o acero, y sus partes se unen con tornillos, o anclajes normalmente metálicos o de plásticos de alta resistencia. Las células solares son la parte más delicada puesto que llevan en su contenido varios materiales. El silicio como materia base y pequeños conductores metálicos para que la electricidad pueda circular hacia el exterior.

Fuente de la imagen: ©Fotolia.com

La plancha base consiste generalmente en una simple plancha de aluminio, acero o incluso de vidrio. Y que en ocasiones puede ser la misma base de la caja, o una placa soporte intermedia. Sobre esta placa se colocan las células de silicio pegadas, generalmente usando siliconas que además son aislantes para la suciedad y la humedad. En algunas ocasiones, según el fabricante, se usa como plancha base de panel, el vidrio con revestimiento de un material polímero termoplástico conocido como “goma EVA” (Etileno Vinil Acetato)

Los diodos de protección son pequeños componentes electrónicos fabricados de materiales metálicos con recubrimientos aislantes. La caja de conexiones suele ser de materiales plásticos, y los cables eléctricos se fabrican con cobra y la protección aislante de plástico.

¿Cómo se reciclan? ¿Y que se puede recuperar?

Debemos tener en cuenta que el reciclado de los paneles fotovoltaicos estaba previsto en la Directiva 2002/96 /CE sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Y que se modificó por la Directiva 2012/19/UE del Parlamento Europeo y del Consejo. Actualmente, hay dos formas de realizar el reciclaje de los paneles solares fotovoltaicos. Mediante proceso térmico y mediante proceso mecánico. La aplicación de una técnica u otra, depende de la presencia de silicio en los módulos del panel solar.

Aunque el primer paso es el desmontaje de las diferentes partes, es decir, desatornillar y quitar los enganches para desmontar la caja metálica, y separar el vidrio de cubierta del contenedor metálico, los elementos plásticos, las células fotovoltaicas y el cableado.  Una vez despejados de su marco de metal y la caja de conexión, los paneles que contienen células de silicio cristalino pueden seguir dos caminos diferentes para su reciclaje. El proceso térmico o el mecánico, como ya hemos dicho.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso térmico y mecánico?

El primer paso es quemar los plásticos o siliconas que unen las células fotovoltaicas a la base metálica o de vidrio a la que se unieron. Una vez conseguida esta separación se tendrá que someter a las células a unos tratamientos químicos para eliminar la capa antireflectante, en el caso que la tenga. Y luego se procederá a separar los contactos metálicos.

Una vez separado el silicio, se puede reutilizar hasta cuatro veces. Teniendo en cuenta la vida útil de una placa solar puede llegar entre 25 y 30 años, el silicio de las placas solares puede tener una vida superiora los 100 años.

En relación al proceso mecánico, este lo que pretende es triturar la placa que soporta las células fotovoltaicas, una vez desmontado el vidrio superior y la caja de protección. Cuando se termina el componente triturado se trata químicamente, en diferentes pasos para extraer los materiales. Estos se procesarán para obtener materiales secundarios.

¿Qué supone para el Medio Ambiente que reciclemos de manera adecuada los paneles solares?

El medio ambiente se beneficia doblemente del reciclaje de cualquier maquina o producto que fabrica el hombre. Y por lo tanto también del reciclaje de los paneles solares. En primer lugar, porque al reciclar, estamos reutilizando la materia prima, por lo que no se necesitan hacer tantas excavaciones mineras que perjudican las zonas de donde se extraen los materiales.

Por otro lado, todo material reciclado no se queda en un vertedero, descomponiéndose y contaminando la tierra donde esta o los ríos y mares. Hay diferentes partes de los paneles fotovoltaicos que no son excesivamente contaminantes, como el aluminio, el acero, el cobre, o el vidrio. Pero pueden representar un peligro. Otros si pueden descomponerse y contaminar, como las siliconas y plásticos.

Otro motivo por el que el medio ambiente se beneficia, y nosotros también, es que los procesos de reciclaje cada día son más efectivos. Y necesitan menos energía para recuperar el material original que si lo extraemos de las minas y lo tratamos para obtener esos materiales.

Vida útil de un panel solar

La vida útil de los paneles fotovoltaicos es por lo general de 25 años. En realidad, un panel solar puede funcionar durante 30 años o más. Pero su rendimiento disminuye después de veinte años debido a la degradación de sus células fotovoltaicas. Con unos cuidados y un mantenimiento adecuados, se podría alargar la vida media hasta los 35 años. A partir de esa fecha se debería verificar el estado de la instalación para asegurarnos de que la energía producida es suficiente para satisfacer las necesidades del hogar.

¿Es aconsejable su venta de segunda mano o es mejor reciclarlo?

Esta pregunta se contesta con la información que hemos proporcionado en el punto anterior. Si eres el vendedor de la placa solar que tenias instalada en tu vivienda, debes conocer que esos paneles fotovoltaicos han ido perdiendo rendimiento con os años. Por lo tanto, sabiendo su edad y el rendimiento que tienen debes ser consecuente y enviarlos a reciclar si ya han sobrepasado su vida útil. O en caso contrario se pueden vender, advirtiendo de su edad y su bajada de rendimiento.

Si como interesado te ofrecen unos paneles que ya han estado trabajando, debes preguntar siempre que edad tienen, y si es posible hacer una prueba de rendimiento, que la haga. Un profesional podrá medir el potencial de generación y valorar si esta en un nivel adecuado.

Pero un dato a tener en cuenta son los precios de los paneles solares. Estos han estado bajando en los últimos años por diferentes motivos. Y el rendimiento que se consigue con los nuevos modelos es mayor a los que llevan instalador varios años. Es por ello que, aunque se podrían comprar paneles fotovoltaicos de segunda mano, en la práctica es poco común ya que no hay competencia con los nuevos. Es por ello que hoy en día se envían al reciclaje los paneles fotovoltaicos que se retiran para el reaprovechamiento de sus materiales base.

¿Qué empresas hay en España que se encarguen de esto?

En España encontramos diversas empresas que se han especializado en el reciclaje de los paneles solares fotovoltaicos. Y aunque debe ser el profesional que desmonta la instalación el que se encargue de que los paneles fotovoltaicos lleguen a estas empresas, nosotros como propietarios de la instalación estamos en la obligación de asegurar que eso se haga.

Empresas como Euresi, se encargan de la recogida, selección y derivación a las industrias especializadas en el tratamiento de los diferentes componentes. Otras como Solener Solar Renovables, S.L.L., que cuenta con su división Solrecycle, si se han especializado en el reciclaje de los componentes de los paneles fotovoltaicos.

Hogarsense.es

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía. Cada día más apasionado por la movilidad sostenible.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>