shopify stats

Las energías renovables, ¿salvación o perdición?

Dentro de nuestra conciencia colectiva e individual ya está bastante arraigado el hecho de que las energías alternativas son el futuro de la producción de electricidad, y por ende serán las responsables de la movilización de mundo.

Hablar del petróleo es hablar de algo que daña bastante nuestro medio ambiente y más con el recuerdo fresco del reciente derrame de petróleo ocurrido en el Golfo de México. La energía nuclear podría ser la solución a todos los males pero es peligroso su manejo y quizás no estemos preparados para ello aún, también lo ha dejado claro el reciente accidente en Japón.

Es por esto que las energías renovables aparecen en escena como la mejor opción, pues son abundantes y limpias; pero ¿realmente son la solución o simplemente las hemos idealizado demasiado?, ¿estamos dispuestos a discutir la idea de que las energías renovables quizás no sean el camino correcto hacia el futuro?

En este sentido, Matt Ridley, de la Universidad de Oxford, plantea la idea de que en realidad los combustibles fósiles han salvado a los entornos naturales de la industrialización. Él plantea que el uso de los hidrocarburos ha sido lo que ha impedido la construcción de grandes granjas eólicas en muchos lugares, que de no existir los hidrocarburos ya hubiesen sido requeridos para la obtención de energía.

Ridley menciona que si Estados Unidos utilizará solo biocombustible para mover sus vehículos, requeriría 30 por ciento más tierras de cultivo de las que dispone actualmente para producir alimentos. Si solo usará energía eólica para satisfacer su demanda de energía requeriría parques eólicos del tamaño de Kazakistán y si solo utilizase energía solar requeriría paneles solares del tamaño de España.

Lo anterior lo calculó en base a la demanda de energía que en la actualidad generan los 300 millones de habitantes de Estados Unidos. Otro dato interesante es que si solo utilizara presas hidroeléctricas para la generación de su electricidad, requeriría que estás tuvieran zonas de captación de un tamaño un tercio mayor que la superficie de todos los continentes juntos.

Es aquí cuando los hidrocarburos y la energía nuclear aparecen como la salvación, según la visión de Ridley, quien hace énfasis en que “unas cuantas plantas nucleares y de carbón, así como una puñado de refinerías de petróleo y gasoductos son capaces de suministrar la energía requerida por los 300 millones de estadounidenses dejando una huella ecológica ridículamente pequeña”.

Son muchos los datos que podrían apoyar las ideas de Ridley, entre ellos que las turbinas eólicas requieren de cinco a diez veces más cemento y acero por vatio producido que las plantas nucleares o de carbón. Por ahora lo único seguro es que habrá discusión para rato, pues los argumentos a favor y en contra de cada fuente de energía son demasiados, solo que es verdad que no deberíamos idealizar ninguna de ellas y siempre tener presente la posibilidad de que nos estamos equivocando, para de esta manera tener la capacidad de corregir el curso.

Vía | Xakataciencia
Imágenes | aherreroroadhunter.

Artículo escrito por Olmo Axayacatl. Puedes encontrarle en Ingeniería Fantástica.

Sobre el autor

Olmo Axayacatl

Ingeniero y horticultor de profesión. Tiene en las matemáticas, física y química sus materias favoritas. Viajar es su anhelo, escribir uno de sus pasatiempos, ahora convertido a profesión. Gusta de aprender y enseñar. Puedes seguirlo en twitter en @olaxpiston

4 comentarios

Deja un comentario
  • Creo que el punto de inflexión estriba en disminuir el consumo y aumentar el rendimiento de las energías renovables (junto con el estudio de la corrupción en los parques eólicos) hasta entonces estaremos desarrollando imaginativas formas de destrucción de nuestro planeta.

  • Excelente artículo…tal vez la respuesta esté en la misma pregunta, porque el hecho de plantearnos este dilema ya implica la preocupación por encontrar una solución !

    Mark de Zabaleta

  • Bueno, obtener energía del planeta siempre implicará destruir un poco, por muy mínimo que sea pues a fin de cuentas estamos haciendo una transformación de materia y energía.

    Es verdad que el hecho de cuestionarnos esto ya es una indicación de que hay preocupación; el problema es que nos preocupa a muchos menos a los que pueden hacer algo directamente, los gobernantes.

  • Yo he creido siempre en las energías alternativas, no como punto y final a las energias tradicionales pero si a frenar las emisiones contaminantes, paralelamente a la demanda y necesidad de crecimiento mundial,,,, es mi pensamiento y mi opinion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia y ofrecer publicidad relevante. Por favor, acepta su utilización. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar