shopify stats

España y Alemania, diferentes enfoques de la energía fotovoltaica

Actualmente en España se está desprestigiando a la fotovoltaica. La culpa de ello la ha tenido un exceso en las primas, y una mala gestión en la concesión de instalaciones, unido por su puesto a la crisis por la que estamos pasando. En España, se quitan los apoyos a la fotovoltaica, mientras que en Alemania existe un apoyo completo, claro y predecible que ha conseguido que se lleguen a los 18.000MW solares instalados, sin que esto sea un problema para el crecimiento económico.

Es más, Alemania ha tenido su mayor crecimiento económico en 20 años, un 3,6% en 2010, sin que se haya producido un aumento insostenible del recibo de la luz y sin déficit de tarifa, problema que en España se achaca a esta tecnología.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero los números cantan: la planificación energética de Alemania quiere disponer de 52.000 MW de energía fotovoltaica en 2020; en España, el mix aprobado por la Subcomisión del Congreso apenas aspira a 6.700 MW. Durante 2010, Alemania instaló más de 8.000 MW solares; España, menos de 300 MW. En Alemania, la energía fotovoltaica ya genera empleo estable y de calidad para 130.000 personas y con tendencia creciente; en España, el sector ha perdido 30.000 puestos de trabajo en los últimos dos años… Una de dos, o los alemanes están locos, o los problemas que en España se atribuyen a la fotovoltaica tienen otro origen.


La diferencia entre lo que ocurre en estos países se encuentra en la estabilidad regulatoria. En Alemania, hay coherencia y visibilidad a largo plazo, aquí el Gobierno ha aprobado cuatro normas diferentes en cuatro años, que unicamente intentan tapar los agujeros que han dejado las anteriores. No quiero entrar en temas de legalidad, porque no soy quien para ello.

Alemania, al igual que el resto de países que fomentan la fotovoltaica, tiene la difícil tarea de regular la implantación de una tecnología que viene creciendo a ritmos del 40% durante la última década y que reduce sus costes a velocidad de vértigo. Curiosamente, Alemania ha adoptado una solución que nació en España -fue idea de la Asociación de la Industria Fotovoltaica- y reduce progresivamente la tarifa en función de la evolución del mercado: a mayor crecimiento, menor tarifa.

Así, Alemania redujo las tarifas un 10% en enero del año 2010; un 15%, extraordinario, durante el verano; hubo otro del 13% con el cambio de año; se acaba de anunciar otro extraordinario para el próximo verano, que oscilará entre el 3% y el 15% en función del crecimiento que haya en primavera; y habrá otro más con la llegada de 2012, que rondará nuevamente el 13%.

En España, por el contrario, se establecen cupos de mercado, se reduce súbitamente la tarifa un 45%, se impone un límite de horas operativas con derecho a la percepción de primas y se crea una muy mala fama sobre la energía fotovoltaica.

La realidad es que Alemania ve la fotovoltaica como una tecnología fiable, segura, limpia, competitiva y capaz de contribuir de un modo muy relevante a la independencia energética del país, que previsiblemente en 2020 ya cubrirá el 10% de la demanda eléctrica, y la sociedad apuesta por ello con 80% de las instalaciones de pequeño tamaño e incorporadas a la edificación. En España, en cambio la fotovoltaica se percibe como una energía cara, molesta y prescindible, en la que se han producido importantes casos de fraude. Ciertamente, durante la explosión fotovoltaica de 2008 hubo irregularidades que las autoridades están investigando y que se aclararán próximamente, pero la visión que se tiene de la tecnología no puede estar más equivocada. En España hay tres veces más irradiación que en Alemania y será rentable sin ayudas mucho antes que allí; Nobuo Tanaka, director de la Agencia Internacional de la Energía, prevé que aquí será rentable sin primas hacia 2015.

Vía │ [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]
Imagen | sacratomato_hr | albertma

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía. Cada día más apasionado por la movilidad sostenible.

3 comentarios

Deja un comentario
  • en Alemania tienen multitud de empresas de fabricacion de paneles solares, mientras aqui tan solo hay empresas «instaladoras de plantas fotovoltaicas». de ahi la diferencia de empleados del sector.
    Como siempre aqui en España hacemos lo facil, mientras lo tecnologico y complicado lo dejamos para nuestros vecinos del norte, USA y Japon. Asi nos va, a ver si algun dia la gente en este pais se entera y se empieza a poner las pilas…..

  • En la región de Turingia, los techos de las casas y sobre todo los techos de las granjas, están llenos de placas fotovoltaicas. Algunas tienen cubierto el 100% del tejado. No me lo ha contado nadie: lo he visto. Siempre que voy pienso lo mismo: «Esto, con el sol de Cádiz, sería la hostia…»
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia y ofrecer publicidad relevante. Por favor, acepta su utilización. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar