Web Analytics Made Easy -
StatCounter

El túnel solar belga para el tren de alta velocidad París – Amsterdam

Cuando se construye una nueva infraestructura, es necesario evaluar los posibles perjuicios que se causará al medio ambiente, e intentar evitarlos.

Este es el caso de la línea de alta velocidad París – Amsterdam, que para ser más rápida y económica, debía pasar por un bosque que forma parte de una reserva natural. Para minimizar la contaminación sonora de la zona, y que no fuera necesaria una gran tala de árboles alrededor de las vías para evitar que cayeran a estas, se ha decidido crear una estructura de 3,2km que lo aísle y lo proteja.

Pero por si esto no fuera poco, se han colocado 16.000 paneles solares capaces de dar la energía equivalente a alimentar todos los trenes de Bélgica un día al año. Y que además será suficiente para abastecer el 50% de la energía necesaria para la estación cercana de Antwerp.

Una idea genial que además parece que se va a implantar también en otras líneas de tren cercanas a Londres. Ya que es necesario realizar este tipo de infraestructuras para reducir emisiones en el transporte, hacerlo bien para que no se perjudique de otra forma al medio ambiente.

Vía │ Gizmodo

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía. Cada día más apasionado por la movilidad sostenible.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>