Web Analytics Made Easy -
StatCounter

¿A qué sabe la electricidad?

Científicos de la Universidad de Meiji han estado “electrizando” diversos alimentos, para ver como afectaba la corriente en su sabor. Por supuesto, la potencia ha sido baja, y los resultados han sido bastante curiosos.

La electricidad es salada, o por lo menos hace que los alimentos sepan un poco más salados. A pesar de que la electricidad no cambia las propiedades nutritivas, tiene un efecto sobre las papilas gustativas que le da un sabor salado a lo que comas y bebas.

Para que el efecto sea completo hace falta que la “electrificación” se mantenga mientras pasa por nuestras papilas, como simple de hacer con una bebida pero bastante más complicada con comida solida, por lo que ahí el efecto es menor.

De este modo, se abre la puerta a un nuevo sistema de manipulación de sabores, y quien sabe, puede que de aquí a unos años sea posible simular sabores e incluso enviarlos por internet.

Vía | Gizmodo | PCWorld

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía. Cada día más apasionado por la movilidad sostenible.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>