shopify stats

Una empresa alemana aplica la recarga inalámbrica desde hace una década

Los cables son uno de los eslabones fundamentales de las tecnologías actuales, pues gracias a ellos se realiza la transmisión de electricidad y datos; pero siendo sinceros me resulta difícil encontrar a algún conocido que no haya tenido problemas alguna vez con un cable; ya sea que se dañen, se enreden o se pierdan, son un verdadero dolor de cabeza.

La transmisión inalámbrica de electricidad se encuentra en desarrollo y no son pocas las empresas y profesionistas enfocados en su desarrollo, pues saben que hay mucho en juego, razón por la cual ya estamos empezando a ver algunos primeros intentos de aplicar la transmisión inalámbrica en movilidad vehicular.

Pero resulta curioso que creemos que la transmisión inalámbrica es una novedad cuando existe una empresa alemana, Conductix-Wanpfler, que la aplica desde hace una década con bastante éxito para lo movilización de los autobuses eléctricos en las ciudades italianas de Turín y Génova.

Lo que hizo esta empresa fue colocar sistemas de recarga inalámbrica por inducción en las paradas de los autobuses, donde cada que una unidad para el sistema entra en funcionamiento auxiliando en la recarga de las baterías, y digo auxiliando porque los 30 autobuses eléctricos son recargados de manera convencional (mediante cable) por las noches.

¿Entonces para que sirven los puntos de recarga inalámbrica de las paradas? Sirven para realizar recarga auxiliar de las baterías, pues estás se recargan de un 10 a un 15 por ciento de su capacidad a lo largo del día, lo que extiende la autonomía de los autobuses a 200 kilómetros, distancia que suelen recorrer estas unidades diariamente.

En lo que respecta a la radiación electromagnética, que es uno de los problemas de la transmisión inalámbrica de energía, no hay ningún problema gracias a que las bobinas se colocan a una distancia de 40 milímetros de la base del autobús, por lo que el campo electromagnético utilizado no es muy grande y sus niveles de radiación están en niveles seguros.

A pesar de que pueda sonar muy caro instalar puntos de recarga en todas las paradas, la verdad es que el sistema se amortiza en 4 años, pues la diferencia entre el costo de la energía y de los combustibles en aquellas ciudades hace posible que así sea. Sin duda un proyecto muy interesante en el que si bien la recarga inalámbrica no es la protagonista principal, si que colabora en gran medida al transporte urbano de los lugares mencionados.

Vía | Wheels

Sobre el autor

Olmo Axayacatl

Ingeniero y horticultor de profesión. Tiene en las matemáticas, física y química sus materias favoritas. Viajar es su anhelo, escribir uno de sus pasatiempos, ahora convertido a profesión. Gusta de aprender y enseñar. Puedes seguirlo en twitter en @olaxpiston

2 comentarios

Deja un comentario
  • Jupetas.

    Realmente interesante el artículo, este tipo de lecturas me hace pensar en que para que una idea como esta funcione, tienes que irte fuera de Espannnnnnña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies