shopify stats

Los nadadores crean suficiente energía para mantener la luz de la piscina encendida

En el mundo de las energías renovables normalmente no nos fijamos solamente en aquellas fuentes que pueden producir grandes cantidades de energía, si no también en aquellos pequeños dispositivos que pueden cargar una batería o iluminar una habitación.

En la Universidad de Wake Forest, Yinger ‘Eagle‘ Jin ha estado probando una tecnología de aprovechamiento de la energía de olas que construyó en la piscina de la escuela para ver la cantidad de energía que los nadadores podrían generar durante el día.

Yinger Jin midiendo la producción de energía de las olas en la piscina

Yinger Jin midiendo la producción de energía de las olas en la piscina

Jin ha construido una columna de agua oscilante, uno de los convertidores de energía de las olas más productivos disponibles, para comprobar la cantidad de electricidad que puede ser producida por las olas de la piscina. Se utiliza un gran volumen de agua en movimiento, en este caso el agua de la piscina, como el pistón en un cilindro. El aire es forzado a salir de la columna cuando el agua es elevada por una ola, haciendo girar una turbina en la parte superior de la columna que unido a un generador produce la electricidad.

“Estamos hablando de una escala muy pequeña, pero los nadadores aficionados producimos una cantidad decente de olas“, explica Jin. “El concepto es similar a la idea de que las máquinas de un gimnasio que se encienden cuando se giran los pedales”.

nadadores en una piscina por frankjuarez

Nadadores en una piscina por frankjuarez

Jin utilizó un promedio de 10 personas nadando por hora durante las 10 horas del día en las que la piscina está abierta. Calculó que si cada persona nadando estilo mariposa, se generarían suficientes olas para producir 10 kWh de electricidad al día, o lo suficiente para alimentar 10 bombillas de 100 vatios durante el tiempo de apertura de la piscina.

Más allá de generar electricidad a partir de las olas que producen los nadadores, el modelo matemático que Jin está desarrollando con su proferora, Sarah Mason, podrá utilizarse para masas de agua mucho mayores que la piscina. “Sin duda hay espacio para la continuación en el proyecto de Jin, en particular, un objetivo publicable es calcular cuánta energía se podría producir a través de energía de las olas en la costa de Carolina del Norte“, explica Mason. “Hemos calculado estimaciones aproximadas, pero tendríamos que tener en cuenta más detalles y ser más precisos si queríamos obtener una estimación más adecuada”.

Vía │ WFU

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía.

Un comentario

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR