shopify stats

Los gases industriales y su clasificación

Respiramos aire, que es una mezcla de gases (nitrógeno 78%, oxígeno 21%, vapor de agua, ozono, dióxido de carbono, hidrógeno y gases nobles como kriptón y argón…) pero cuando nos encontramos en una zona cerrada esta composición puede cambiar por fugas o por razones naturales.

En el ámbito laboral, los gases industriales son utilizados por muchos equipos y para muchas aplicaciones, pero pueden conllevar riesgos para la seguridad en el entorno laboral. Todo aquél que vaya a usar gases debe completar unos cursos de formación adecuados y manipularlos los gases según lo estipulan los procedimientos de seguridad, ya que se pueden eliminar los riesgos casi por completo si se cuentan con los conocimientos adecuados sobre las propiedades del gas y los procedimientos de manipulación segura.

Los gases que habitualmente se venden comprimidos pueden clasificarse según las siguientes categorías:

  • Gases Inflamables: en la concentración adecuada en el aire u oxígeno pueden arder o explotar en caso de chispas o fuego. Si la mezcla es demasiado pobre o demasiado rica, la ignición no tiene lugar. Las mezclas abundantes, no obstante, son peligrosas dado que podrían formar mezclas explosivas en el borde exterior de una zona.
  • Gases Tóxicos y Corrosivos: Son los gases que producen interacciones en el organismo vivo, pudiendo provocar la muerte a determinadas concentraciones. Se define claramente como el gas o vapor que tiene una concentración letal media (LC50) en el aire de 200 partes por millón (ppm) en volumen cuando se administra por inhalación continua durante una hora (o menos, si la muerte ocurre antes de la hora) en ratas albinas de entre 200 y 300 gramos cada una.
  • Otros gases, como los gases inertes, que reducen los niveles de oxígeno y limitan la combustión cuando se introducen en una habitación o espacio confinado o los oxidantes que contribuyen a la combustión de otros materiales al producir oxígeno.
Indicador de monoxido de carbono de un garaje

Indicador de monoxido de carbono de un garaje por Mdiagom

En muchos lugares donde hay cierto riesgo se tienen instalados una red de sensores para detectar concentraciones que pongan en peligro a las personas, como en algunos garajes mal ventilados donde es normal encontrar sensores de monóxido de carbono (CO), un gas tóxico producido por una mala combustión.

También existen equipos portátiles como el MX4 que vende Industrial Scientific, para aquellas ocasiones en las que el quipo fijo instalado no te da la sensibilidad suficiente. El MX4 lo utilizo habitualmente ye tiene una buena sensibilidad ante fugas de CO o metano.

Vía | Linde

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía. Cada día más apasionado por la movilidad sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies