shopify stats

La energía del canal de Panamá

El Canal de Panamá es una de las grandes obras de ingeniería del siglo pasado. Pero el sueño de hacer un canal que uniera el Océano Atlántico y Pacífico data de mucho antes, de los inicios del Siglo XVI. La idea pudo ser iniciada cuando Vasco Núñez de Balboa cruzó Panamá en 1513, al descubrir que solamente una estrecha franja de tierra separaba los dos océanos.

El canal es, ni más ni menos, una obra hidráulica que administra por gravedad las aguas de dos cuencas, la del río Chagres en el litoral Atlántico y la del río Grande en el litoral Pacífico, con el fin exclusivo de producir el cruce barcos de un océano a otro. En esta operación se consume en promedio 2.802 millones de m³ de agua al año. Se utiliza la energía potencial del agua para hacer subir y bajar a los barcos, y mediante cada uno de estos ellos dicha energía se incorpora a la economía mundial, cuando su mercancía sale fuera de las fronteras panameñas con el valor agregado que le transfiere del recurso hídrico. En otras palabras, el Canal de Panamá tiene la finalidad primaria de incrementar la rentabilidad de la mercancía transportada hacia y desde el mundo exterior, particularmente el industrializado.

Canal de Panamá

Esclusas del Canal de Panamá

332 millones de toneladas de mercancías (netas) se movieron en 2012 por el Canal. Con esa cantidad, la compra venta en Panamá debería ser algo muy sencillo, aunque realmente no lo es ya que la mayoría de los buques van de paso a Europa o la costa este de Estados Unidos.

Para la apertura y cierre de las esclusas y demás consumos eléctricos, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) cuenta con dos centrales hidroeléctricas, la de Gatún de 24 MW y la de Madden, de 36 MW; aparte de una central termoeléctrica en Miraflores, con 120 MW de potencia instalada. La energía generada se distribuye mediante un doble circuito de 44 kV recorre el canal del Pacífico al Atlántico. La ACP también participa en el mercado de electricidad nacional, vendiendo los excedentes energéticos de su generación, y disminuyendo los precios en torno a 7$/MWh.

El agua del Canal se utiliza en primer lugar para consumo humano, y una vez éste está garantizado se permite el transito de naves y la generación eléctrica.

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR