shopify stats

La certificación energética de viviendas muestra que nuestros hogares son ineficientes

La empresa Alquiler Seguro, que realiza funciones de mediación entre propietarios y arrendatarios de viviendas, ha realizado un interesante estudio sobre la calificación energética de las viviendas. Después de 3 meses desde que entrara en vigor la obligación de obtener un certificado energético para la venta o alquiler de viviendas, el informe explica que nuestras casas son bastante ineficientes quedándose en la media de los casos en la letra E.

Los números lo dicen todo: Un 54,85% de los inmuebles se quedan con la calificación E. Un 29,45% de los hogares tienen la D. Apenas un 0,16% llega a la B. Y la máxima calificación, la A, se la han llevado el 0,49% de las viviendas certificadas. Los datos de otras empresas no son mucho más alentadores; la plataforma Certicalia informa de que el 85% de las certificaciones realizadas hasta ahora han obtenido letras E, F y G. Apenas un 11% la letra D, y ni siquiera un 3% las letras A, B o C.

Para hacernos una idea de lo que supone el nivel de eficiencia de las casas basta compararlo con el de los electrodomésticos, obligados también a llevar etiqueta energética. Pues bien, ya es prácticamente imposible encontrar electrodomésticos de clase E o incluso D.

certificacion-energetica-edificios

En el informe, también se ponen de relevancia los siguientes puntos:

  • Se tarda de media 7 días en conseguir el certificado, incluyendo su inscripción en el registro correspondiente a la comunidad autónoma.
  • El valor modal en el consumo de energía es 41,04 de kWh/m2 año.
  • Los propietarios consultados ven el certificado de eficiencia energética de viviendas como un coste añadido con afán recaudatorio, aunque asumen que es un requisito legal impuesto por la Unión Europea.
  • La opinión más extendida entre los arrendadores es que el certificado energético es ignorado por los inquilinos a la hora de arrendar un inmueble, pues para ellos prima la situación del inmueble, el estado y sobre todo, el precio del alquiler.
  • El mayor inconveniente, para los propietarios consultados, son las trabas burocráticas que se encuentran al proceder a registrar el certificado energético, además de la dificultad del proceso, al haber tantos modelos de expedición como comunidades autónomas.
  • En la mayoría de los casos, los propietarios no se plantean realizar cualquiera de las mejoras que se proponen en el informe energético del inmueble, pues supone hacer modificaciones estructurales de la vivienda.
  • Muchos propietarios recurren a los servicios profesionales que ofrecen las empresas del sector para lograr una gestión integral, que les tramite la expedición y registro, evitando así las dificultades institucionales.

Creo que es muy importante considerar el certificado energético a la hora de alquilar un piso. Por varias razones, entre ellas los gastos posteriores en  calefacción y refrigeración, así como el nivel de confort que supone una casa bien aislada supone en contra de una mal aislada. Esta claro que no va a ser el primer motivo de decisión, pero tampoco debería ser el último.

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía. Cada día más apasionado por la movilidad sostenible.

2 comentarios

Deja un comentario
  • A mi, como experto en certificación energética, me parece incluso muy extraño que la gran mayoría de los inmuebles tengan un certificado energético de clase E, pues el 80% de las viviendas españolas son antiguas, y estas viviendas van a llegar a tener clase E solo en unos pocos casos, y en la gran mayoría serán de clase F y G. ¿Como explicar este resultado tan extraño? O bien solo se están alquilando y vendiendo inmuebles nuevos (que sí que obtendrán como mínimo la E) o bien los supuestos profesionales certificadores tienen muy poca profesionalidad.

  • Estos estudios simplemente ponen de manifiesto que el certificado energético aun tiene poco recorrido en España, por lo que tampoco se pueden esperar grandes cambios en la concienciación en tan solo 5 meses desde que entro en vigor. Con paciencia, y contando con la profesionalidad de los técnicos, se conseguirán resultados interesantes en el parque inmobiliario español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies