shopify stats

Varias ciudades rusas interesadas en nuclear para calefacción de barrios

En muchas ciudades rusas se utilizan sistemas de calefacción distribuida. Una pequeña planta de energía, habitualmente de combustibles fósiles, que genera unos 250 MW de electricidad para la red y produce calor para calentar casas, colegios, fábricas y oficinas. Pero para intentar llegar a los objetivos de descarbonización, es hora de empezar a pensar en posibles alternativas. Una de ellas es la energía nuclear según un comisionario del Consejo de Estado ruso.

En respuesta a este interés, NIKIET ha completado el diseño del reactor VK-300. Se trata de una central de agua en ebullición con 750 MW de energía térmica y de 150 a 250 MW de energía electrica, dependiendo de los requerimientos de electricidad y calor. Utiliza componentes que han demostrado su seguridad durante años, incluyendo elementos de combustible similares a los del diseño de agua a presión VVER. El jefe de organización de investigación, Yuriy Kuznetsov, explica que el VK-300 cuenta unicamente con elementos pasivos de seguridad y refrigeración, y no tiene necesidad de un operador en caso de emergencia. Además cuenta con una doble protección para que en caso de accidente no se produzcan fugas al exterior.

Saint Basil s Cathedral by Sergey Rodovnichenko

Catedral de San Basilio, Moscú, por Sergey Rodovnichenko

El diseño fue desarrollado originalmente con vistas al despliegue en Siberian Chemical Combine, pero la nueva directiva para modernizar los sistemas de calefacción urbana en todo el país ha impulsado un “estudio de factibilidad exhaustivo” sobre la construcción e instalación de VK-300 en 2020-2030, dijo Kuznetsov. El estudio se basó en el posible despliegue en Arkhangelsk, aunque no hay una propuesta firme para hacerlo. No obstante, el estudio también encontró que el apoyo público en Arkhangelsk superaba el 50%. Se consideró que los sistemas VK-300 tenían una tasa de retorno 1,6 veces mayor que los sistemas de combustibles fósiles cuando se financiaban con una tasa de descuento del 5%.

NIKIET contó 14 locales en los que puede ser instalados ya sean dos, tres o cuatro unidades VK-300, sumando hasta 38 unidades en total: Arkhangelsk,  Ishevsk, Ivanovo, Kazan, Khabarovsk, Komsomolsk-on-Amur, Kurgan, Murmansk, Perm, Tver, Ufa, Ulyanovsk, Vyatka y Yaroslavl. Además, funcionarios de Arkhangelsk, Perm, Tver y Ulyanovsk han mostrado interés en usar energía nuclear para sus necesidades de calor y electricidad.

El próximo paso, según Kuznetsov, sería preparar un programa para implementar una planta piloto.

Vía |  World Nuclear News

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía. Cada día más apasionado por la movilidad sostenible.

Un comentario

Deja un comentario
  • Creo que estos son de un interés general y deberían ser explicados en los colegios para concienciar a los ciudadanos, sobre muchos de sus datos de interés en la vida real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies