shopify stats

25% de las comidas navideñas acaba en la basura

Llegan las navidades, y habrá gran cantidad de comida en todas las mesas. No toda esta comida será consumida en las fiestas, y parte de ella tampoco después. Un reciente estudio de IKEA calcula en un 25% la comida que durante las navidades acaba en la basura.

Está claro que nos pasamos con la cesta de la compra, y seguramente un primero paso sea intentar ajustarnos un poco más. Además en el mismo estudio se explica que al 46,6% de los encuestados les estresa el tema de la comida, ya sea por la excesiva cantidad en la mesa o por  el precio que todo ello cuesta. Por eso hay que aprovechar toda esa comida y no tirarla a la basura, ya que haciendolo bien se puede aprovechar para muchos días. Un par de busquedas en internet sobre “Qué hacer con los restos de…” os darán la solución.

Pero como esto es complicado, siempre se pueden almacenar para comerlos algunos días después.

cocinando

IKEA, como experto en la vida en el hogar, estudia como se comporta la gente en sus casas para desarrollar productos y soluciones adecuadas a sus necesidades. Y han encontrado una serie de consejos que nos pueden ayudar mucho durante estas fiestas, bajo la campaña #LaOtraNavidad:

  1. Coloca los alimentos que llevan más tiempo en la parte delantera, para no olvidarlos y utilizarlos cuanto antes.
  2. Utiliza pinzas para cerrar las bolsas de conservación. De este modo no entra aire en el embalaje y su contenido dura más.
  3. Almacenando los alimentos en pequeñas raciones conseguirás reducir el gasto a la hora de consumirlos, sobre todo cuando los congeles.
  4. Utiliza botes de cristal para las conservas y no los dejes en los botes metálicos. Mantenlos bien cerrados y alejados del sol conseguirá que el contenido no se deteriore.
  5. Las manzanas hacen que el resto de la fruta madure más rápido. Separa las manzanas del resto de la fruta para conseguir que el resto de fruta dure más.

Post Patrocinado

Sobre el autor

Alberto Martinez

Ingeniero industrial en la especialidad de la electricidad, y apasionado de los mecanismos de generación, transporte y distribución de energía.

Un comentario

Deja un comentario
  • Si en el ticket de la compra apareciese la suma total de los kilos y gramos de la comida.

    Si junto a los cubos de basura existiera un sistema o dinamometro para pesar las bolsas de basura, escanear un Código en una aplicación que a través del Smart Phone enviase los datos a una central del servicio de recogida y gestión de basuras.

    Si cada semana, la suma de pesos de la basura no cumple con unos baremos lógicos establecidos:

    Por lo alto, significa que se está tirando comida e implica un procedimiento sancionador recurrible.

    Por lo muy alto, significa que se está haciendo trampa e implica una sanción.

    Si en cada pueblo o barrio existiera un local dónde poder dejar la comida que no vamos a usar, obteniendo el código por su peso para luego no tener problemas y sanciones, muchas personas necesitadas comerían.

    Por lo bajo, significa que parte de la basura se está almacenando o se ha tirado de forma ilegal. Esto implica un procedimiento sancionador recurrible.

    Pero claro, la cuestión es que nadie invierte un euro si no hay un buen beneficio económico. El beneficio social es un esperpento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR